Slow Food

El pasado mes de Octubre el equipo Infood tuvo la oportunidad de visitar la Expo Mundial Milán 2015, cuya temática fue “Alimentar el planeta, energía para la vida”. En ésta encontramos una propuesta muy interesante llamada “Slow Food”. Y fue justamente en Italia donde nació esta peculiar iniciativa a finales de la década de los 80’s y que hoy en día se ha convertido en un movimiento internacional con más de 83,000 socios que operan en más de 150 países.

 

Slow Food como su nombre y logotipo sugieren (caracol, símbolo de lentitud), es una asociación internacional que promueve la comida basada en las tradiciones gastronómicas regionales, así como sus métodos de elaboración y formas de cultivo. Precisamente este movimiento surge para contrarrestar el auge de la “fast food” y la “fast life” e impedir que desaparezca la riqueza gastronómica de nuestros pueblos y que la sociedad se interese por conocer el origen de los alimentos, sabor y las repercusiones de nuestros hábitos alimenticios.

 

Slow Food apuesta por una agricultura orgánica de pequeños productores, y que además tengan un bajo impacto ambiental. Su filosofía está basada en tres principios relacionados: bueno, limpio y justo.

 

BUENO: alimentación sabrosa y fresca de temporada que satisfaga los sentidos y forme parte de la cultura local.

LIMPIO: producción y consumo de alimentos que no perjudiquen el medio ambiente, el bienestar animal o la salud humana.

JUSTO: precios accesibles para los consumidores y justas retribuciones para los productores.

 

Ahora ya lo sabes, Slow Food aspira a un mundo en el que todos podamos acceder y disfrutar de una comida buena para nosotros, para quienes la producen y para el planeta.

 

Con información de: www.slowfood.com

 

slowfood